Posts Tagged ‘NIN’

h1

Woodstock’94

octubre 5, 2009

Sólo un título: Self-Destruct Tour.

La autoperfección es simple masturbación. En cambio la autodestrucción es la respuesta que necesitamos… Únicamente cuando se pierde todo somos libres para actuar.

h1

NIN

julio 28, 2009

Uno no va a conciertos de su banda favorita todos los días. De hecho era el primero de Nine Inch Nails al que iba -y por decisiones de su líder muy probable y desgraciadamente el último- pero he quedado bastante satisfecho. A grandes rasgos puede soltarse sin tapujos que sobre el escenario este Wave Goodbye Tour y concretamente el concierto de Budapest al que asistí ha resultado casi perfecto. No explicaré hasta que punto puede fluir la profesionalidad sobre un escenario; dejaré los halagos para otra ocasión y en cambio comentaré los pocos puntos negativos, porque los hubo, aunque más en los ojos de un fan demasiado exigente que de alguien con verdadera objetividad.

Entiendo que entre canciones haya márgenes de improvisación, más aún en un tour largo donde debe ser muy cansino tocar siempre algunas canciones “fijas”. Pero esa improvisación debe recaer en alguien que tenga creatividad y, pese a que Robin Fink me parezca una bestia con la guitarra, enturbiaba muchas transiciones. Supongo que no mucha gente se daba cuenta de ello -como corroboré luego- pero he visto muchos directos grabados tanto de la plantilla inicial como de las pasadas y creo poder justificar lo que digo. Tanto se esforzó Fink de forma indebida que al parecer hasta se cortó en un dedo cerca del final. Por lo demás el nuevo batería y bajista cumplieron muy bien, incluso cuando se pusieron ante el teclado o el cello en algunos temas.

Pero el mayor y último punto negativo fue el tracklist, también en relación con que se trata de un tour larguísimo -o casi interminable, porque no lo terminan de cerrar-. Es una lástima que de discos tan cortos como Broken o The Slip, de menos de 7 canciones, tomaran entre 3 y 4 temas, y que de los otros apenas tomaran 1 o 2, metiendo temas innecesarios de bandas sonoras como el Dead Souls. Si ya es molesto que de los 36 temas que componen el Ghost I-IV no tocaran NINGUNO, más chungo fue que de mi album favorito, The Fragile, sólo tocaran La Mer, que no es que sea malo pero fue utilizado como un mero interludio para coger aire. Y no, tampoco hubo Closer, aunque es comprensible que la tengan quemada desde hace años.

Dejando a un lado quejas quisquillosas, fue grato recibir un mail desde nin.com el día antes con instrucciones especiales para la entrada que había reservado online. Además de la política de “graba lo que quieras en el concierto” la banda tiene otra norma más placentera: “dale las mejores entradas a los fans más flipados”. Y de esta forma obtuve una entrada VIP -tuneada to wapa con el logo en plata- que me dio permiso para pulular tanto en la zona de a pié como en las gradas de forma que hasta podía ojear el backstage por el lateral. De lujo eso de poder bajar a dar codazos y luego subir a tomar fotos con tranquilidad, aunque en tu ausencia quien usa la cámara no sepa distinguir entre zoom digital y óptico.

Espero poder ver en directo al cabezón de Reznor otra vez, aunque sea bajo otro nombre y tocando el ukelele. Sé que no aguantará mucho en silencio.

h1

Scalar

marzo 19, 2008

Nine Inch Nails Ghosts Film Festival.

h1

Ghosts

marzo 3, 2008

Llegar después de un largo día al “hogar” y encontrarse con un nuevo disco de tu artista favorito no tiene precio. No hablo de encontrarse con el anuncio, hablo de que el artista decida publicar el disco por sorpresa, sin avisar, en internet. De la nada al todo en segundos. Y hablamos de un todo de 36 temas, unas dos horas y pico de música enteramente instrumental. Hablo de Nine Inch Nails, y su último album titulado “Ghosts I-IV”.

ghosts_400x400_1.jpg

Este post no va a ser un análisis del álbum. Eso es imposible, más que nada porque es tan largo que sólo he podido escucharlo una sola vez, y necesitaré meses para poder valorarlo (hay discos de NIN que ni después de años me atrevo a analizar). Este post es sólo el anuncio de que Trent está que se sale, incontrolado y bruto. El álbum puede descargarse por 5 dólares, escuchar el primer tomo de 4 gratis, o esperarse algo más de un mes para tenerlo en forma física por 10$, en edición especial con DVDs y libro por 75$ y en edición para subnormales por 300$. Pero algo tengo que comentar del album, así que ahí voy.

nin_300.gif

Ghosts es imprevisible. El señor Reznor mete todos los instrumentos que han aparecido en sus obras en las pasadas décadas, más algunos nuevos, ahí donde quiere. Y esa es la clave. Ghosts es libertad como pocas veces he oído, sin concesiones. Este disco esta hecho como le ha salido a sus autores de la punta del kokot, y es duro y complicado de escuchar. ¿Bueno o malo? Ghosts, como en The Downward Spiral y The Fragile, y en los otros albumes en menor medida, obliga a replantearse qué es bonito y qué es feo. Ghosts es un regalo, un regalo enorme en todos los sentidos. Personalmente el esfuerzo de sus más de dos faraónicas horas lo habría resumido en 40 o menos minutos de pureza, pues hay escoria en la obra, como un diamante en bruto que el oyente debe trabajarse y mucho. Pero esa escoria es la personalidad de Ghosts. No es el disco definitivo de Reznor, el día que eso suceda estaré más triste que feliz, pero es un paso crucial en este meollo que es la historia de las nueves pulgadas. Ahora bien, no se lo recomiendo a cualquiera. Avisado estáis.

ghosts_400x400_4.jpg

¿Valoración? Lo primero que se me ha pasado por la cabeza al finalizarlo ha sido: este disco no cuenta nada, no intenta transmitir unos sentimientos definidos o una historia. Es sólo la esencia de NIN mutando con el paso de los años, plantando cara y diciendo: “Bueno, ¿y ahora qué?”. Creo que el mundo musical se le ha quedado pequeño a NIN, veremos qué tal queda su participación en el musical de Fight Club.

PD: Pueden oírse algunos temas en el único link del texto.