Posts Tagged ‘marte’

h1

Phobos

junio 10, 2010

La Agencia Espacial Europea ha liberado al fin fotos en alta resolución tomadas en marzo de este año por la sonda Mars Express. En ellas se ve al satélite marciano Phobos con gran detalle y ha reavivado cierto debate sobre su origen que alcanza casi cuarenta años atrás.

Desde que el envío de sondas al espacio comenzó, Phobos ha sido considerado un bicho raro, y con razón. Por un lado su órbita es tan anómala que, ya en los 70, gente de la talla de Sagan bromeó diciendo, dado su comportamiento, que la luna bien parecía estar hueca.

Otro de los motivos que dieron mala fama a la luna fue la enorme tasa de error sufridos por las sondas que se acercaban demasiado a ella. En las últimas décadas sólo unas pocas han sobrevivido lo suficiente para tomar fotos antes de dejar de emitir señal, lo que empezó a alimentar el rumor de que además de hueca, a Phobos quizá no le gustaban los intrusos.

En marzo de este año, como decía al comienzo, la europea Mars Express se acercó sin problemas y tomó fotos de gran calidad, además de realizar análisis a distancia sobre la composición interna y externa del satélite. Y he aquí la motivación del post.

Por un lado, todo indica que Phobos, sea una luna formada a partir del material inicial de Marte o un satélite capturado, posee multitud de estrías casi paralelas en su superficie que resultan de lo más anómalas -para un objeto rocoso-. E igualmente los análisis de su composición no sólo no han despejado dudas sino que las han ampliado: el radar parece indicar numerosos ecos que señalan la existencia de cavidades internas muy grandes (se especula con centenares de metros, aunque las imágenes 3D a partir de los datos del radar no han sido liberadas aún).

Pero vayamos un poco más atrás. Año 1998; sonda Mars Global Surveyor.

Phobos, al igual que nuestra Luna, orbita siempre mostrando la misma cara hacia el planeta al que pertenece (en este caso Marte). Según las fotos SPS252603 y SPS252603 tomadas por la Mars Global Surveyor, en la superficie de Phobos que siempre apunta a Marte existe cierto relieve redondeado con una altura estimada de 80 metros.

Inevitablemente, este relieve es denominado “el monolito”.

Continuará en 2012.

h1

Vida

agosto 5, 2008

Me he topado con rumores sobre la preparación de un nuevo y más importante anuncio por parte del equipo del Phoenix, la sonda ahora mismo activa sobre la superficie de Marte. Estos rumores provienen de las editoriales de revistas como Aviation Week & Space Technology y LiveScience que aseguran una estricta coordinación y control desde la administración Bush a todo nuevo comunicado por parte de la NASA en referencia a los últimos análisis desde el planeta rojo. Para quien no lo sepa, el Phoenix descubrió semanas atrás que la sonda se había posado sobre restos de hielo de agua, y hace unos días comprobó que este hielo mezclado con la tierra parecía cambiar de forma y moldearse lentamente por sublimación. Los rumores hablan de un anuncio en referencia a la vida presente o pasada de Marte, al parecer filtrados de forma anónima desde el centro de análisis químicos del proyecto. Las fuentes oficiales han respondido que los rumores son falsos, matizando que su incorrección está en que dan a entender que la NASA ha encontrado “vida” en el planeta. No obstante sí confirma que hay nuevos datos que van más allá que la presencia de abundante hielo de agua, que estos nuevos resultados que pronto serán hechos públicos resultan provocativos, y que tienen directa relación con la vida en Marte. A esperar toca.

Actualización: Al parecer los últimos resultados de la superficie tienen muestras de perclorato, algo que aleja la posibilidad de vida como la conocemos. Me resulta extraño que, aún negando rotundamente la posibilidad de que las últimas muestra hayan sido contaminadas por error, el equipo del Phoenix no sepa explicar por qué no se encontró perclorato en los análisis anteriores, limitándose a decir que la presencia de esta sustancia oxidante, usada en la Tierra tanto para la preparación de explosivos como de pesticidas, es “consistente pero no concluyente”. En fin.