h1

3D

abril 12, 2010

Hoy he tenido en mis manos por primera vez el resultado de una impresora 3d y me ha sorprendido bastante. Había oído hablar de ellas, pero hasta el momento desconocía la precisión y el buen acabado. La máquina en cuestión pertenece a mi compañía y está a bastantes kilómetros, por lo que desconozco el modelo y lo que ha podido costar, pero he visto que los primeros modelos “domésticos” están saliendo por varias decenas de miles de euros con una calidad más que aceptable. De aquí a un par de siglos ya me veo impresoras moleculares con cartuchos de hidrógeno, capaces de copiar tanto collares de oro como diamantes. Para entonces el grupo de facebook “las impresoras son baratas, pero la tinta debe ser sangre de unicornio” espero que no siga teniendo gracia.

Lástima que no vaya a vivir por entonces, porque sé, con nombres y apellidos, a quienes me fotocopiaría primero.

One comment

  1. …Hay que ver,Lo que hacemos los mecánicos.
    :D



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: