Archive for 31 octubre 2008

h1

Ninja

octubre 31, 2008


h1

Rusko

octubre 30, 2008

Estaba preparando un post totalmente encabronado tras ver los videos de la vergonzosa negativa del gobierno a reformar las Ingenierías Informáticas cuando he preferido cambiar la bilis por algo más suculento, como puede ser mi primera visita al nuevo y por ahora único restaurante ruso de Kosice. Eso sí, no esperéis unas fotos tan estupendas como de costumbre ya que las hice con el móvil y por mucha óptica Carl-Zeiss que tenga a veces las arruina con determinados tipos de iluminación y distancias.

En dos de las fotos se aprecia una carta exclusivamente de vodkas, la mayoría de las botellas con algún ingrediente vegetal flotando en su interior. El precio de la botella venía a ser de aproximadamente 7 euros, aunque no le veo sentido meterse semejantes lingotazos en un restaurante elegante. Las otras dos bebidas que salen arriba en vaso no son alcohólicas y me resultaron muy especiales. La transparente está hecha a base de estracto de la flor de un árbol ruso cuyo nombre no recuerdo, y el sabor era parecido al yogurt casero. La bebida oscura en cambio está hecha con pan fermentado -un compañero del trabajo bromeó hoy con que los rusos fermentan hasta las piedras- y su sabor es clavado al de las uvas pasas.

En cuanto a las comidas yo me pedí palacinky (la versión soviética de los crepes, aunque para mi mas sabrosos) con caviar y salsa de limón. En realidad resultó ser el mal llamado “caviar rojo” (huevas de salmón) pero al estar acostumbrado a las huevas de lumpo este caviar me resultó totalmente novedoso. Se notaba muy fresco y su sabor era muy intenso -en los bocados finales casi diría que demasiado- además que las bolitas eran mucho más grandes y transparentes que las de cualquier otro sucedáneo (el doble que las artificiales rojas que había visto en España). Luego también probé una variante de la sopa típica rusa que cambiaba la remolacha por una mezcla de lentejas y col no ácida, acompañada de un delicioso pan de ajo con la textura y el tamaño de un gran bizcocho.

En general la experiencia fue casi satisfactoria. Sinceramente no compensó la cantidad con el precio pues una hora después de pagar la cuenta tenía un cacho de pizza en la mano… algo que por ejemplo no pasa tras ir al restaurante francés de la ciudad, Le Coloniel, donde podrán ser todo lo finos que quieran pero cuando pides sopa de cebolla te meten medio litro de deliciosa crema dentro de un pan cateto ahuecado y repleto de queso fundido. Eso sí, en el restaurante ruso disfruté como un enano con la rarezas.

h1

Skk

octubre 26, 2008

Me va a resultar muy interesante analizar cómo Eslovaquia se transforma a medida que el euro llega a sus venas. De momento recalcar la ambiciosa y casi utópica idea de “igualar el nivel de precios” respecto a Europa, lo cual implica eliminar una -si no la principal- de las bazas de las inversiones extranjeras. No estoy del todo seguro respecto a lo que va a suceder de aquí a 5-10 años: o veo a la región enriquecida por conveniencias estratégicas o en total ruina. Personalmente habría dejado el Euro fuera hasta que Hungría y la República Checa hicieran también el cambio de moneda. No obstante es interesante ver la incorporación de la moneda única como un valiente despunte. Hungría está muy pero que muy tocada, Polonia en vaca flacas y los Checos no levantan cabeza. Si a eso sumamos que Ucrania sigue siendo tabú a muchos niveles, Eslovaquia es el primer eurobastión del Este y puede dar la sorpresa (a largo plazo, claro).

h1

Zadiel

octubre 23, 2008

En algún punto de la frontera eslovaca-húngara se encuentra Zadiel, parque natural famoso por la zona debido a su abrupto acantilado, las ruinas de un castillo medieval y por haber servido de exteriores a la película Behind Enemy Lines que aún no he visto (y según cuentan, uno de cuyos personajes sirvió de inspiración en la creación de Niko Bellic, protagonista de GTA4).

La zona es bastante limpia y muy recomendable, y está a sólo 40 minutos en coche desde Kosice ciudad. Cuenta con varios recorridos marcados como suele ser habitual en estos parques naturales, y está prohibido salirse de los mismos, pero el más bruto (no sé cómo me las apaño que siempre quien me hace de guía toma el peor camino de todos) es una gran prueba aeróbica que se prolonga durante toda la jornada.

Hay un particular placer al que le estoy cogiendo el gusto. Consiste en subir por montañas y peñascos durante horas sólo con la intención de llegar arriba, buscar madera seca y hacer una forestalmente prohibida barbacoa de klobasa y slanina (salchichas achorizadas y bacon con un punto especial). Luego de otro trecho caminando, y pese a lo solitario y aislado de los parajes, jamás falta la única taberna de todo el lugar, totalmente repleta de domingueros cervezas en mano.

No entiendo el placer de acabar el fin de semana más cansado de lo que se empezó, pero ya se está convirtiendo en costumbre. Por suerte.

h1

Ogeuj

octubre 16, 2008

Gamesajare, mi web favorita. Posiblemente.

h1

Simbionte

octubre 11, 2008

La semana pasada realizaron una serie de rotaciones en el trabajo y he cambiado de proyecto. Supuestamente ahora tengo un ambiente más estable y menos experimental, pero en apenas un mes ya me había habituado a compañeros de equipo y a diversas herramientas que parcialmente dejaré atrás. Ahora me centraré en Symbian, que estoy aprendiendo desde cero con todo lo bueno y malo que eso supone, y mi trabajo consistirá en añadir algún nuevo detalle a la futura revisión del Nokia N96. En realidad es como empezar de nuevo, así que no sé cómo transcurrirán las próximas semanas. De estar en un equipo de 10 personas sólo en mi ciudad, ahora somos otro tipo y yo solamente. Veremos, porque me han elegido para sustituir a un ingeniero de 15 años de experiencia y dudo que logre disimular su ausencia. Hace 15 años yo aún estaba aprendiendo a dividir con decimales.

Igualmente he recibido el primer sueldo y he comenzado las clases. Estoy deseando renovar contrato en diciembre y ver hasta qué punto engorda mi cuenta corriente, porque hasta entonces será raquítica. Respecto a la facultad, poco que decir salvo lo experto que me estoy volviendo en disimular mi cansancio por las tardes. Eso, y lo mal que llevo al ser consciente de que pago por aprender cosas totalmente inútiles y de las que muy probablemente me arrepienta -por lo no sencillo del temario-.

También he quedado varias veces con los nuevos erasmus de las tres residencias. Les cuesta tanto comprender que tengo responsabilidades como a mí ser capaz de salir entre semana, y a veces, hasta en findes. No haré comparaciones pero de un año para otro hay muchas cosas distintas, tantas que acrecientan mi sensación de no pertenencia: Yo era y sigo siendo del grupo de gambiteros del 07-08. Por lo demás son muy buena gente y espero quedar más veces así como hacer algún que otro viaje con ellos.

Y poco más me apetece contar desde un país en el que nadie habla ni se ve afectado por la crisis. Más allá de la llegada del euro en Enero, el hockey y los sucesos en países fronterizos, el resto que acontece en el mundo es considerado como curiosidad por los eslovacos. Suerte que leo prensa extranjera todas las mañanas.

En las fotos, algunos detalles del finde pasado en mi reencuentro con Budapest.