h1

Craptelera

julio 27, 2008

Me apetece sacarme de la manga una nueva categoría dedicada a la destrucción de películas. Todo viene a raiz del revisionado de Hostel, zurullo que vi en 2005 y de la que no recordaba demasiado pese a su relativa cercanía en el tiempo. Sentía curiosidad por ver a Eslovaquia en el cine Hollywoodiense, y me tenía que haber tragado esa curiosidad. La base argumental de Hostel, para quien no lo sepa, es bien sencilla: turistas que van a ser torturados hasta la muerte. No hay más historia. Por ello considero este peliculón como un compendio de perlas, dichas o mostradas con total seriedad y credulidad para hacerlas más graciosas. No entraré a analizar a actores y demás, porque es innecesario, sólo recalcaré unos pocos apartados por los que merece realmente verla las veces que haga falta y pasar un buen rato:

Fin de los apartados buenos. Ahora la carnaza.

Momentazo 1
Ante la sorpresa de uno de los protagonistas en un garito al ver tías con porros, uno de sus compañeros hace de mentor y le explica: “Estamos en Europa, aquí todas las tías fuman”. Yo hubiera añadido por detrás al buho del “ORLY?”.

Momentazo 2
Al ser expulsados de un bar, uno exclama totalmente sobrio “¡Soy americano, tengo mis derechos!” a lo que otro le responde “Tranquilo, no todos queremos matar americanos”.

Momentazo 3
Un secundario nativo, obviando que la empresa con mayor peso territorial en la zona es US Steel, dice a los protagonistas “En Eslovaquia no hay americanos”.

Momentazo 4
Con el espectador casi noqueado, el mismo individuo anterior suelta “Debido a la guerra en Eslovaquia apenas hay hombres”. No sé si eso es un mensaje entre líneas.

Momentazo 5
Ante el comentario de un protagonista “Queremos ir a Bratislava”, un secundario responde “¿Eslovaquia? Os gustará: casinos, chicas…”.

Momentazo 6
El tren en el que viajan llega a una estación y los protagonistas se bajan. Por toda el lugar se lee el nombre Poricany, que en realidad está a las afueras de Praga (República Checa). Un riachuelo, supuestamente el Danubio porque iban a Bratislava, se ve al fondo traspasando un pueblucho. “Ya estamos en Eslovaquia”, suelta uno.

Momentazo 7
En una habitación hay gente viendo una película doblada al checo. Uno de los protagonistas dice con indignación “¿Cómo quieren que lo entendamos sin subtítulos? ¡Qué tontería!”. Cabrones sin sentimientos…

Momentazo 8
El que suelta los consejos comenta en una discoteca ante la partida de otro tipo “Esto no es América, aquí la gente conoce a otra gente y se marcha a otro pais sin despedirse… hay que respetar las costumbres”.

Momentazo 9
Una de las macizas secundarias llevan al protagonista más lúcido a un supuesto museo. Es una fábrica derruida que se cae a cachos. El protagonista baja una pendiente cubierta de escombros y basura, se acerca a la cabina de un guardia de seguridad y pregunta “¿Cuánto vale?”. “Para tí, gratis”, le responde. Y el protagonista sigue adentrándose en los escombros convencido de que sigue entrando a un museo.

Momentazo 10
Unos gitanillos en plan gangsta obstaculizan una calle, y uno de los conductores detiene su coche, se baja y exclama “Kurva, do pici!”. Es la único toque auténtico de la película. (Nota del autor: Había que rellenar el décimo apartado con algo).

PD: Como curiosidad decir que una tarde, escuchando Jemne Melodia, una emisora de radio con canciones siempre tranquilas (Jemne significa suave o calmado en eslovaco) se comentaban los estrenos del fin de semana y entre la lista de nombres apareció Hostel 2. La locutora, con una voz dulce y sin cambiar su forma de hablar, hizo un paréntesis y murmuró “Oh, Eli Roth, cómo te queremos, si nos estás escuchando sólo decirte que por aquí seguimos esperándote para darte un regalito”.

One comment

  1. Momentazo 11:
    Cuando el héroe superviviente rescata a una china, contempla paralizado que tiene un ojo colgando, y claro, no va a salir con la chica de la cárcel con el ojo así….
    Momentazo 12:
    Así como los americanos son la elite para lo bueno, lo son también para lo malo al ser los más caros en la lista de precios de la Sociedad Torturadora. Porque claro, no vayas a comparar el placer de tortura a un eslovaco con torturar a un yanqui McDonalds.
    Momentazo 13:
    cuando llegan al hotel eslovaco, la cinta que se ve en el salón de recepción es Pulp Fiction, en homenaje a su director y productor de Hostel, Quentin Tarantino.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: