h1

Panceta

marzo 11, 2008

bacon5.jpg

En el centro de Europa existe la mala costumbre de hacer perniciosos los alimentos más saludables. Por ello se atiborran de brócoli, añadiéndole siempre eso sí bacon frito, o acompañando las espinacas con salami. Llevo meses asistiendo a atracones de grasa en Eslovaquia y ante la realidad sólo puedo esgrimir que las personas eslavas tienen una genética de doble filo. Sólo hay que echar un vistazo alrededor para ver que la mayoría son estilizados y delgados, y cuesta ver a gordos y gordas por la calle. Extraño, se puede pensar, viendo la enorme variedad de embutidos, pasteles y chocolatinas a las que son adictos. Pero este fin de semana, cuando un compañero eslovaco de metro noventa y setenta y cinco kilos hizo 3 ingestiones de salchichas de distintos tipos en menos de 14 horas, simplemente porque las adoraba, decidí indagar en el tema.

sausage.jpg

¿La obesidad es inexistente en Eslovaquia? Buscando un poco en internet uno se da cuenta que es justo lo contrario. Para prueba el ranking de obesidad por países. EEUU, México y UK se encuentran entre las tres primeras posiciones, algo poco sorprendente, pero… ¿adivinais quiénes son los cuartos del ranking? En efecto, el cuarto país del mundo en obesidad es Eslovaquia.

3387-salami.jpg

No puede ser, me dije. La República Checa, donde sí encontré gente más entrada en carnes, ocupa un 9º puesto (España el 11º) y Polonia, el auténtico paraíso de las curvas, está en el 18º ¿Explicación? Confundir “estar gordo” con “obesidad”. Pese a que en países mediterráneos, por poner un ejemplo, exista más predisposición a acumular grasa bajo la piel, los eslovacos cuentan con una de las tasas de mortalidad por crisis cardíaca más altas del planeta. Tienen tradiciones muy buenas, como desayunar hortalizas crudas -en bocadillos con mucha mantequilla, claro- y les encanta la fruta -importada junto con las verduras masivamente de España-, pero no saben separar lo que es pernicioso en abuso y lo que no -es obligatorio poner el peso de los ingredientes en todos los restaurantes y bares, pero en el supermercado el 99% de los alimentos no indica la cantidad de grasas, hidratos, calorías, etc. que contienen-. Luego preguntando me enteré que sólo desde hace 5 años se enseña en la escuela lo que es la pirámide alimenticia, y claro, todas las piezas encajaron.

bacon-2.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: