h1

Frag

julio 20, 2007

doom.jpg

En las mismas fechas en las que una película (dicen) horrenda en calidad y contenido como Hostel 2 se pega el batacazo en taquilla sin que nada ni nadie arremeta contra su (dicen) mal gusto y extrema violencia, un juego tremendamente brutal como Manhunt 2 es prohibido en todo el planeta: diferente rasero para contenidos semejantes e inmadurez de una sociedad hacia un medio como el videojuego; vestigios de generaciones aún en el poder y en parte recelosas hacia las nuevas tecnologías.

quake.gif

Resulta llamativo que un estudio como Id Software, pieza clave en determinado momento del siglo pasado a la hora de alejar el mundo del ocio electrónico de los juegos para niños, dé una de las opiniones más acertadas y honestas al respecto del párrafo anterior en lo que va de verano. Los autores de títulos tan carismáticos a la par que agresivos como Doom, Quake y Wolfenstein han reafirmado la necesidad de un mercado adulto y van más allá, asegurando que los videojuegos “ayudarán a hacer un mundo mejor y en paz”.

quake2.jpg

“Los niños actuales y los no tan niños tarde o temprano crecerán, convirtiéndose en los directivos y presidentes en los próximos cambios generacionales. Creemos que un presidente de gobierno que haya pasado su infancia jugando codo con codo con amigos chinos, rusos y de otros países sabrá resolver los problemas junto a otras naciones con una perspectiva diferente, ayudando a sostener un mundo más pacífico”.

quake3.jpg

Tal vez las nuevas tecnologías, sean el messenger, intercambiarse estúpidos misiles poligonales en menor medida o los últimos juegos multijugador online masivos, puedan estar construyendo una cohesión entre naciones no basada en conveniencias ni intereses económicos sino en la idea de que nada en el mundo está demasiado lejos ni nadie es demasiado diferente a uno mismo como para no considerarlo vecino o amigo. Sería uno de los pocos detalles positivos que se me ocurren de cara al futuro cercano.

quake4.jpg

2 comentarios

  1. Pues sí, hasta que no se elimine esta generación no habrá nada que rascar… es penoso el baremo que han tomado con los videojuegos no sólo a nivel nacional (véase Antena 3 y Telecinco) sino a nivel mundial.

    Aunque espero que está plaga de desinformación y desprestigio hacia los videojuegos sea una cosa momentánea. Porque si la cosa llega a buen cauce para ellos y no se publica el juego, tendremos lo que tanto se temía y odiaba en el siglo XX: un sistema dictatorial pero a nivel informático, censurando a diestro y siniestro cualquier juego o creación informática que les venga en gana. Espero equivocarme.


  2. La diferencia entre el cine y los videojuegos es que en el primer caso hay una aceptación social de que existe la calificación para mayores de 18 años, y en el segundo no. Se tiende a pensar que los videojuegos son única y exclusivamente para niños, y esto no es así.

    Por esto nadie protesta con la distribución de una peli violenta, ya que se sabe que es para adultos y que un niño no debe verla.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: