Archive for 23 febrero 2007

h1

preYZ-2

febrero 23, 2007

yearzero_cover.jpg

25 febrero: Desde unos servicios en Manchester llega otra canción dentro de una memoria USB, esta vez In This Twilight.

h1

Narcissus

febrero 20, 2007

narcissus.jpg

Las casualidades me hacen sonreir. Tiempo atrás jugué a tratar el sonido en mi ordenador y tras hacerlo fui capaz, en mi modestia y con casos exagerados, de percatarme cuando una canción estaba mal masterizada o se habían acoplado sin esmero diferentes capas. En muchas ocasiones he profundizado, quizá más de la cuenta, en un campo concreto y como resultado he obtenido una mejor perspectiva para comprender las cosas. Puedo tragarme nuevamente la modestia y decir que la literatura es uno de esos campos. En mi corta vida creo haber escrito mucho, puede que demasiado para lo poco que tenía que contar. Eso me ha ayudado a captar algunas formas en los textos, fijarme en estructuras ocultas, y extrañamente ahora lo puedo aplicar a la vida real (o lo que yo considero vida real).

destino2.jpg

En términos científicos el concepto de azar puro (dejando fuera la mecánica cuántica, en la que no me muevo nada bien) no existe, pues todo es consecuencia de algo. Causa y efecto. Y si excluímos la aleatoriedad y el azar de la vida, las casualidades no dejan de resultar simpáticas. Que conste que soy racional. Cualquiera que me conozca mínimamente sabe que me encanta hurgar en los engranajes de todo, pero tengo mis dilemas, que por otro lado no tienen por qué ser intrínsecamente irracionales. Digamos que no creo en las casualidades según su definición, en ningún tipo de casualidad sea cual sea su magnitud e importancia, y que aun creyendo firmemente en el libre albedrío no lo veo incompatible dentro de determinado marco existencial donde hay un orden, una estructura invisible e incomprensible para los observadores.

destino.jpg

Las piezas siempre encajan, aunque en un principio parezcan no tener sentido y pese a que puedan tardar en encajar. Es una convicción propia, no me importa referirme a ella como creencia, donde lo bueno me llevará a determinadas metas y lo malo me recolocará en el camino conveniente. No sé a donde voy, y ninguno que me lea lo sabrá igualmente, pero de lo que sí estoy seguro es de que voy a un lugar concreto, mi lugar, y a día de hoy no soy capaz de imaginar una mejor travesía que la realizada hasta el momento. La línea recta es sólo el camino más corto, no el mejor. No sé lo que habrá más adelante, ni si me resultará agradable, y tampoco me conformo con pensar que es “lo que me ha tocado”. Ocurrirá lo que tenga que ocurrir, según lo que hago y lo que soy. Y las casualidades me hacen sonreir. Y sonrío porque a veces tengo la impresión de que todo lo que va sucediendo parece llevar determinada impronta, como vivir una historia escrita por mí.

narciso.jpg

“Si peligroso es mirar de frente a la divinidad, no menos nocivo puede resultar fijar nuestra mirada en el espejo incierto del agua. La historia de Narciso, entre otras cosas, habla de la cercanía entre la adivinación y la imagen. De la dificultad y el anhelo con que los humanos buscamos algo estable, una huella de identidad, aun en lo que cambia permanentemente y nos engaña”.

h1

preYZ

febrero 14, 2007

Bueno, al decir que me tomaría un descanso no contaba con que me acabaría apeteciendo hacer noticias o referencias esporádicas y esta para mí la merece. La cabra tira al monte (y cada loco con su tema). Empezemos por la cronología de los hechos (por supuesto en su mayoría ficticios y/o intencionados):

yz.jpg

12 de febrero: La web oficial del nuevo disco de NIN, Year Zero, aparece con unas extrañas marcas cerca del track “My Violent Heart”. Esa misma noche el grupo inicia la gira europea y toca en Lisboa. Un chaval del foro Echoing the Sound (ehpañó para más señas) va a los servicios del local del concierto y se encuentra cerca de una de las cisternas una memoria flash de 256 Mb. Se la lleva, of course.

nintourshirt.jpg

13 de febrero: Comienza la publicidad viral con la apertura de la web iamtryingtobelieve donde se muestran destellos de un futuro bastante pesimista a modo de pinceladas de lo que será el disco, todo camuflado entre datos confusos. En la web hay muchos fragmentos de audio sin sentido. Ese mismo día, el chaval español que fue a Lisboa mira el contenido de la memoria flash y encuentra nada menos que la canción“My Violent Heart” a calidad 320kbps. En la madrugada de ese día el track circula ya por todo el planeta. En sus últimos 5 segundos se aprecia un ruido extraño.

content_02.jpg

14 de febrero: El que aquí escribe se encuentra la sorpresa de descubrir la web de iamtryingtobelieve y la primera canción de Year Zero. Oh yes. En la portada de la web se aprecian dos manos enormes, haciendo referencia a la frase de la canción The Wretched “And God himself will reach his fucking arm through”. Luego, en Echoing the Sound, a otro chaval le da por sumar los dígitos de color diferente que aparecen en su camiseta de la gira. Incorporando la cadena de dígitos a la dirección de iamtryingtobelieve se accede a un nuevo fragmento de audio donde, durante un breve instante, se deja oír parte del que será el primer single de Year Zero, “Survivalism”. Por si fuera poco, casi de forma simultánea, a otro individuo le da por pasar el final de “My Violent Heart” por un espectrógrafo (también vale el salvapantallas de partículas del Windows Media Player) y encuentra algo curioso. Cómo disfruto con estas rayadas.

hand.jpg

Esta noche toca concierto en Madrid (al que en una realidad alternativa con más gente por la labor yo asistiría) y veremos qué surge el jueves. Todo esto en apenas dos días y pese a que quedan dos meses para el disco. Por si alguien quiere indagar (mi obsesividad es alta, pero no tanta) hay mucho donde perder el tiempo referente a iamtryingtobelieve aquí.

Nine Inch Nails – My Violent Heart

you and I, we may look the same,
but we are very far apart
there’s bullet holes where my compassion used to be
and there is violence in my heart

into fire you can send us,
from the fire we return.
you can label us a consequence
of how much you have to learn.

you can try, but you’ll never understand
this is something you will never understand
can you hear it now
hear it coming now
can you hear it now

on hands and knees, we crawl
you cannot stop us all
our bones, our skin
we will not let you win

you have set something in motion
much greater than you’ve ever known
standing there in all your grand naiveté
about to reap what you have sown

time will feed upon your weaknesses
soon you’ll lose the will to care
when you return to the place that you call home
we will be there, we will be there

on hands and knees, we crawl
you can not stop us all
our blood will stain
we will not go away

on hands and knees, we crawl
you can not stop us all
our blood, our ways
will never leave this place

we crawl
we crawl
we crawl
we crawl

16 febrero: Varias emisoras de radio comienzan a emitir el single “Survivalism” entero, y los temas ya pueden escucharse aquí. Además se confirma una colaboración de Reznor en el próximo disco de Queens of Stone Age, a sumar a la ya anunciada junto a EL-P en “Flyentology”.

18 febrero: Durante el concierto de Barcelona se ha encontrado una nueva memoria flash con el tema “Me, I’m not” en su interior. Previamente la canción aparecía marcada en la web oficial.

h1

Interludio1.1

febrero 12, 2007

Es la primera vez en el tiempo que llevo escribiendo por aquí que “cancelo” una entrada. La tenía escrita, las fotos estaban listas, pero en el último momento se ha activado un freno volviendo a mí cierta sensación familiar de rechazo hacia mis palabras escritas. Supongo que siempre necesito saber por y para qué hago algo, y el por y para qué de esa entrada se había desinflado. Creo que me tomaré un descanso. Estos días ando muy liado en lo académico y lo no académico, ahora voy a entrar una etapa de transición importante y no deseo que vuelvan a perderse los por y para qué. Volveré en marzo, tal vez antes si me apetece o necesito contar algo, o más tarde si me decanto por otra válvula de escape -aquí aparece sólo un porcentaje-. Volver volveré, eso seguro, y con muchas novedades. Mientras, que os divirtáis en todos estos días y por si sirve de ejemplo, aquí pongo varios videos sobre mis técnicas de estudio basadas en tres parámetros básicos: ejercicios de respiración, buena iluminación y un ambiente de trabajo serio y silencioso. El rendimiento académico está asegurado. Agur.

Y para el camino:

h1

Nada

febrero 9, 2007
h1

Desmesura

febrero 7, 2007

bosco.jpg

Tener agorafobia supone sentir pánico por los lugares amplios; viene a ser el extremo igualmente negativo de la claustrofobia. En mi vida he conocido a muchos claustrofóbicos, así como a algún agorafóbico: la idea de ir a campo abierto le provocaba sudores fríos. En cambio, sentir claustrofilia es amar las estrecheces, y conozco también a quien la padece: gustan de sentarse cerca de los muros, a ser posible rodeados de gente, y les encantan los interiores así como taparse, sea verano o invierno, con sábanas hasta la frente. Pero surjen discrepancias en cuanto al uso de su opuesto positivo: la agorafilia. El uso masivo de definiciones para las patologías sexuales ha hecho que el término referido a “sentir atracción por los lugares amplios” lo sea también para “practicar sexo en lugares públicos” pese a su incorreción. Por ello desde aquí reivindico su buen uso -que se inventen otro término sexual- y me declaro abiertamente agorafílico -en su correcta aplicación-.

fall.jpg

La verdad es que descubrí hace poco que era agorafílico, y no sé hasta qué punto me afecta, me es recomendable un tratamiento y, en caso existir, necesitarlo. Cualquiera puede levantarse un día y darse cuenta de que está enfermo, así que ante la posibilidad de que a alguien le sea de ayuda explicaré cómo descubri que sufría esta “enfermedad”.

hashima10.jpg

Empecé a pensar en ello hará pocas semanas, al leer un interesante artículo sobre Hashima. En el año 1890, la empresa Mitsubishi compró una de los cientos de islas que existen en la prefectura de Nagasaki. Esta isla era muy rica en carbón y durante varias décadas estuvo superpoblada por unos 3.500 habitantes por kilómetro cuadrado. La isla, de nombre Hashima (también llamada Gunkanjima) fue agotando sus reservas de combustible y poco a poco se fue despoblando, hasta que cierta bomba acabó por dejarla enteramente desierta, como se aprecia en las siguientes fotos. Una persona medianamente cuerda habría pensado en la moraleja evidente, un microuniverso donde se reunen muchos de los problemas de nuestro mundo: superpoblación, gasto desmesurado de combustibles fósiles y contaminación hasta hacer un lugar inhabitable. En cambio, por encima de todo, lo raro era que me apetecía ir a Hashima, aunque fuera por una semana de vacaciones. ¿Pero para qué? ¿Qué iba a encontrar allí además de ruinas, desolación, carencia de vida y… mucho espacio?

hashima9.jpg hashima8.jpg hashima1.jpg

hashima6.jpg hashima51.jpg hashima3.jpg

“El verdadero lujo es el espacio”. Ese era el eslogan de un anuncio que ví hace años y cuya imagen se me quedó grabada en la mente: Un tipo, sentado en su sillón leyendo el periódico, aparecía en su supuesta y enorme sala de estar, tan grande que una de las paredes era una ventana a un gigantesco acuario, donde se asomaba un cachalote perfectamente recreado. La verdad es que haber descubierto mi agorafilia explica muchas cosas. De pequeño me encantaba ir en bicicleta por el antiguo recinto ferial: en otras épocas del año era un terreno baldío que se extendía hasta el horizonte. Me daban ganas de pedalear más y más, hasta ver dónde alcanzaba. También mi “enfermedad” podría explicar el que nunca me asustaran las alturas, más bien al contrario: hasta cierto punto amar la astronomía y quedar hipnotizado al contemplar el cielo estrellado supone disfrutar del espacio más extenso posible o el vacío más profundo, admirar distancias que concebidas con la razón provocan dolores de cabeza. Incluso, para concluir, mi agorafilia explicaría muchos otros detalles… como la admiración por cierta franquicia que siempre me ha fascinado. En un futuro no muy lejano lejano NO quiero comprar una casa y vivir en ella. Aspiro a poseer toda una ciudad para mi solo. O al menos alquilarla.

silent_hill.jpg

PD: Por si alguien lo dudaba (lol) este texto es ficción. Incluyendo el post data.

h1

Mesura

febrero 3, 2007

Trabajar en algo que a uno le gusta puede ser un error, por mucho que digan lo contrario. El ocio, por definición, es el inverso del trabajo en el ying-yang de la rutina diaria. Mezclarlos puede resultar divertido y excitante al principio, pero a la larga provoca cambios tanto en las preferencias como en los elementos de rechazo. Y esfuma todo romanticismo. Viene a ser la misma pérdida de ilusión que se siente al ver cómo se hizo determinado efecto en los extras de una película: sin misterio, no hay interés. Ocurre en las relaciones humanas, y sucede también en el entretenimiento. Demasiados bocados de tu plato favorito pueden inducirte al aborrecimiento.

pong.jpg

La semana que viene habré alcanzado, descontando titulares bajo otro nombre —por motivos justificados—, perdidos en cambios de servidores y aparecidos en la segunda versión de MeriStation, un total de 2.600 noticias; amén de una cantidad mucho más modesta de análisis y avances. En esos dos años y medio ha llovido hasta hartarse y más que queda por llover, pero algunas cosas han permanecido vigentes: el incremento exponencial en mi comprensión y el decrecimiento en la fascinación por este mundillo. No quiero ni debo explayarme demasiado en este asunto, pues como muchas otras cosas en la vida ha formado parte de mi crecimiento, así que no seré yo quien le reste importancia. But everything that has a beginning has an end, aunque queden otras 2.600 noticias por hacer. O no.

noticias.jpg

No tenía pensado escribir este post —lo admito, me gusta cocinar lo que escribo por aquí con varios días de antelación— hasta esta tarde, al encontrar publicidad en mi buzón de una tienda de informática de la que no haré mención. Echarle una hojeada a esa propaganda me ha hecho darme cuenta de los niveles de desencanto que empiezo a sentir por la informática de consumo. No hablo de la tecnología en sí: me sigue atrayendo igual o más que antes el conocer cómo, por qué y en qué forma se puede mejorar el funcionamiento de algo. Pero me voy a centrar en esas “soluciones para el mundo digital” como publicita el pequeño catálogo, ya que esto va de desencantos y mi carrera sigue aportando comprensión, a precio de desengaños.

5162.png

Soy un desganado en cuanto a renovaciones. Uso un monitor CRT, mi móvil es del año catapún y los sucesivos disc-man y mp3 no han sido sustituidos hasta su definitiva muerte por destrozo interno, que no externo. Quizá por eso no he podido evitar reir ante las ofertas de la publicidad y detenerme e inspirarme en concreto con uno de los ordenadores que se anunciaban, algo descomunal: una máquina con procesador Intel Core 2 Extreme con 4 núcleos, 8 Mb de caché, 4096 Mb de RAM, 2 discos duros de 320 Gb y 2 tarjetas gráficas Ati Radeon X1950 conectadas entre si. Todo por el módico precio de 2.999 euros. Toma ya. De no conocer la futura aparición de Crysis me preguntaría para qué coño servirá ese pepino en los próximos 3 años, además de para fardar. Y si no tiene utilidad, Microsoft se la da.

casak1150b.jpg

Acaba de salir el Windows Vista (cuya versión completa se está cobrando a 599 euros) y yo me río. Llevan meses intentando colar a presión la alta definición, pronto el HD-DVD y el Blu-Ray, y yo me río. Y me río desde mi ordenador de hace 5 años usando un sistema operativo de hace 8. Juas. Supongo que tarde o temprano el humo de tantas inutilidades se esfumará, y la rueda de vender ante necesidades imaginarias acabará parándose. Pero ya me imagino en la próxima Navidad a mi vecino usando un Core de su CPU sólo para el Emule, otro Core para el Messenger, otro para el Firefox y el cuarto para el Windows Vista. Así que reivindico el afán por el rendimiento a bajo nivel, los SO atrasados y bien parcheados y la compresión, porque si en 700 Mb caben dos horas de video a 720×480, algún apaño en Divx a 1920×1080 se podrá hacer en un DVD. Tanto preocuparse por tonterías y deberíamos manifestarnos para reivindicar una informática de garaje, destornillador y soldador, donde volviera el romanticismo de las pelusas en los ventiladores y los cortes en las yemas de los dedos. Porque los ordenadores no tienen alma. Ya no.

PD: Mi BSO en esta época de codos.
PD2: Juguemos al ahorcado.