h1

Flexibilidad

enero 3, 2007

Imaginemos por un instante que, al poner nuestro nombre en el buscador del emule, surgieran como resultado los próximos capítulos de nuestra vida a corto y medio plazo. “Me llamo XXX. Capítulo primero – El fin de las vacaciones navideñas – VOSE”. Tras bajarlos y visionarlos podríamos tener un interesante adelanto de lo que ocurriría en los meses venideros: la chica que conoceremos el próximo finde, la discusión infructuosa de dentro de dos semanas, nuestros sentimientos en primavera. Incluso las preguntas del examen que vamos a suspender sin remedio hasta la reproducción del capítulo correspondiente. Todo a nuestro alcance previa descarga.

La verdad es que vendría bien una guía. O la posibilidad de salvar la partida antes de una elección. A veces se nos abren tantos caminos y bifurcaciones que resulta difícil elegir de forma sabia. Propongo la creación de una Guía Campsa del Porvenir. Pero debería ser una guía sumamente dinámica, porque todo se modifica a nuestro alrededor con demasiada rapidez. La gente va y viene, construyen y destruyen, se juntan y separan; aunque en realidad todos demos giros en círculos. Mad World. Esta noche oí planes ajenos, movimientos y proyectos, más giros sin sentido. Sentirme fuera me habría sentado mal de no haber encontrado varias horas antes un graffiti peculiar.

fight-club-6.jpg graff.JPG fight-club-2.jpg

En mi barrio hay dos tipos de graffiteros: los skinheads y el guay. El guay supongo que va en solitario por la caligrafía única. Suele alterar las pintadas de los skins para modificar su significado y a veces escribe frases alegres, en ocasiones bastante enigmáticas. En la de hoy no se mostró demasiado original y encima se le fue la mano con la pintura y no pudo acabar, dejando el mensaje a la mitad. Las letras eran enormes. Cerca de un BBVA había comenzado escribiendo “No somos nuestro trabajo. No somos nuestra cuenta corriente. No somos el coche que tenemos. No somos el contenido de nuestra cartera. No somos nuestros pantalones…”. El guay no calculó el gasto de pintura y por ello no pudo concluir el fragmento del Club de la Lucha.

¿Realmente interesa la libertad? No hablo de tener libertad para comprar o estar con quien se quiera donde se quiera, hablo de la carencia de pérdida ante una decisión. En ocasiones me siento tan libre delante de las bifurcaciones que parece como si no tuviera nada en realidad. Ahora sí, me redimo. “Somos la mierda cantante y danzante del mundo”. Y sin que conste en acta, yo hoy llevaba pantalones de marca.

5 comentarios

  1. Pedante :P. No, de verdad. Esta entrada está mucho mejor, sobre todo porque no es introspectivo-chorri-poética.

    A lo largo de la historia se ha hablado mucho sobre la libertad. Por lo pronto yo sigo con mi teoría de que el 99% de los humanos son gilipollas (algunos incluso tanto como yo), y prefieren dejar que otros usen la libertad por ellos, en particular la libertad de pensamiento (la libertad de acción la aplican ellos en forma de elección entre Pepsi y Coca Cola, no sé si me entiendes): afíliate a un partido político que te diga cómo argumentar ante tu adversario, afíliate a una religión que te diga cómo tienes que componer tu vida. A la gente en general le gusta sentirse identificada con un poder que le dirija, especialmente si ese poder se arroga la representación de un grupo social (la profusión de patriotismos y nacionalismos es un caso clarísimo). No existe verdadera libertad, hay demasiada coacción sutil por distintos medios como para hablar de ella. Los únicos elementos de la sociedad que son un poco más libres son los perroflautas, y aún así no están lejos del humano medio.

    Curiosamente los que más se arrogan el uso de la palabra libertad hoy día (al menos según el léxico político europeo) son los que más la han coartado a lo largo de la historia. Y el hecho de que esta apropiación indebida pase desapercibida como algo corriente es la prueba de que la palabra libertad ya no significa nada.


  2. Pocas veces uno se siente tan libre como cuando se deja llevar por la palabra escrita. Sé lo que opinas sobre parafrasear sin control y la diarrea formal, pero te he leído en bastantes ocasiones y a la fuerza comprendes lo que me empuja a la pedantería :P


  3. Si has leído mi artículo catártico sobre la religión, sí, sin duda lo sabes. Por eso no me gusta hacer público lo que escribo, al final la única forma de no extenderme es ponerme a hablar sobre temas muy concretos (p.e. series de Taylor, etc) y ésos no le interesan a nadie.

    Ya que estoy: prueba de formato.


  4. Pues a mí me ha gustado el post. Sobre todo la parte de la predicción del futuro.
    Por cierto Brevi, tienes que ver sin falta “El club de la lucha”. Sublime.


  5. Brevi no ha visto el club de la lucha?? no me lo puedo creer! Sublime Edward Norton.
    PD: a mi también me mola la parte de bajarse el futuro del emule xDDD



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: